El Café de las Monjas es una deliciosa cafetería que llama la atención por su original escaparate donde podemos ver unas monjitas elaborando el popular mazapán toledano. Su situación es perfecta. Justo después de visitar la Iglesia de Santo Tomé, donde se encuentra El entierro del Señor de Orgáz, es necesario hacer una parada en la cafetería para reponer fuerzas. Tiene una gran variedad de dulces típicos o también se puede disfrutar de un chocolate con churros de toda la vida.